bandera españa bandera ingles
Socio fundador de
IMPACTANTE EMOCIONANTE ANAFILACTICO

JUDGMENT: joya JAPONESA UNDERGROUND


judgment



NOTABLE RELATO AMBIENTADO EN LOS BAJOS FONDOS DE TOKiO


Apreciados lectores, enfermos entusiastas admiradores de las más variadas creaciones humanas, estoy de vuelta. Antes que nada, os deseo un feliz año 2021. Creo que felicitar el año casi tres semanas después de entrar en el mismo es razón suficiente para ingresar en una prisión de máxima seguridad en no pocos países, pero ¿dónde quedaría el buen rollito si no lo hiciera? Enhorabuena por haber sobrevivido al final boss que resultó ser ese detestable 2020.
Pues sí, esta semana me toca a mí. Para dar la bienvenida al 2021 he decidido prescindir de la mala vibra que motivó la redacción de mi anterior texto, aquel sobre The Last of Us: Parte II. Hoy traigo material más evasivo, una lectura ideal para darle la vuelta a un mal día, porque el videojuego que he escogido se presta a ello gracias su alocada jugabilidad, sus incomprensibles virajes narrativos y su absurdo humor. Puedo garantizar que Judgment me ha enganchado desde el minuto uno. A grandes rasgos, estamos ante un spin-off de la icónica franquicia Yakuza, de SEGA, conformada por una decena de entregas. La saga nació en Japón hace 15 años y, a pesar de llevar asentada en el mercado europeo todo este tiempo, nos encontramos ante un producto de nicho. Uno de los motivos que justifican la escasa popularidad de los Yakuza en países como España es que raramente llegan traducidos al castellano. Para muchos jugadores (entre los que me incluyo, ojo) supone un engorro tener que leer los subtítulos en inglés, un problema que impide disfrutar y asimilar los diálogos y toda la información que contienen. Sí, tenéis razón: debo ponerme al día con mi inglés, pero eso es problema mío. Por suerte, Judgment llegó traducido y jugarlo con las voces originales en japonés ha resultado una experiencia satisfactoria. Al tema.
linea cita blog
Uno de los motivos que justifica la escasa popularidad de los Yakuza en países como España es que raramente llegan traducidos al castellano.
linea baja cita blog

A ver cómo explico yo qué es Judgment. Los jugadores habituales de los Yakuza ya estarán acostumbrados a sus planteamientos jugables y narrativos, pero, para mí, estrenarme con esta entrega ha sido un viaje… Intenso. Judgment es, fundamentalmente, un thriller político y policíaco camuflado en un juego de repartir hostias como panes haciendo uso de técnicas de Kung-fu milenarias. No, en serio, en Kamurocho, barrio rojo ficticio de Tokio por el que manejamos a Yagami (el protagonista), el único modo de abrirse paso es donando newtons a todo hijo de vecino que se atreva a mirarnos mal. Y oiga, las confrontaciones físicas están estupendamente resueltas. Contamos con dos estilos de lucha muy diferenciados entre sí. Por un lado, el de la grulla, ideal para hacer frente a grandes grupos de maleantes. Por el otro, el del tigre, concebido para afrontar los combates más complicados, los que nos enfrentan a grandes jefes finales. El combate es una de las mecánicas estrella del título. Es vistoso, desafiante (en los niveles de dificultad más elevados se suda la gota gorda para derrotar a algunos oponentes) y lleno de posibilidades. Los puntos de experiencia que obtenemos mientras jugamos pueden canjearse por nuevos movimientos y remates especiales. Una de mis habilidades favoritas es un ataque que requiere ir borracho para ser ejecutado. Por lo tanto, para realizarlo debemos mamar a Yagami con Jack Daniel’s (no es broma) o cualquier sake barato durante la pelea. Es muy difícil no divertirse jugando a Judgment.


patadas
¿Alguien ha pedido una ración de patadas en la cara para dos?


linea cita blog
Judgment es un videojuego de mundo abierto magistralmente ambientado en los bajos fondos de Tokio.
linea baja cita blog
Antes de entrar en faena con la narrativa del programa, me gustaría hablar de otras de sus claves. Judgment es un videojuego de mundo abierto magistralmente ambientado en los bajos fondos de Tokio, en el barrio rojo donde la saga Yakuza ha desarrollado gran parte de sus relatos: Kamurocho. Un laberinto de neón repleto de comercios, actividades ilegales y gente de todo tipo. Pasear por sus avenidas y callejones y empaparse de todos los pequeños detalles que contienen es uno de los principales atractivos del título. Kamurocho es un mapa pequeño en extensión, sobre todo si lo comparamos con otros de sagas como Grand Theft Auto o el reciente Cyberpunk 2077, pero está lleno de secretos y se presta a ser explorado. Aleatoriamente aparecen grupos de enemigos, normalmente de clanes Yakuza, y podemos escoger entre enfrentarnos a ellos o huir. Es muy recurrente acceder a las distintas tiendas y no solo para avituallarse, pues los dependientes, encargados y camareros tendrán actividades secundarias que ofrecernos. Más adelante volveré a esto.
No puedo dejar sin reseñar lo inmersivo que resulta patear Kamurocho de noche, y más si llueve, con todos los leds y neones reflejándose en los charcos e incidiendo sobre los habitantes del barrio. Toda una experiencia.

Si bien el combate y la exploración son los principales atractivos de Judgment en lo referido al gameplay, la verdadera sustancia la hallamos en la historia, su auténtico pilar fundamental. Como jugador primerizo de la saga Yakuza, me he llevado una agradable sorpresa al encontrarme un relato absolutamente absorbente. Los veteranos de la franquicia estarán acostumbrados, pues siempre se ha destacado la narrativa de la misma como un elemento diferenciador, pero yo vine por las patadas voladoras y me quedé por el desarrollo del argumento. Judgment está estructurado como una serie de televisión. La narración se fragmenta en trece capítulos que habitualmente terminan con un cliffhanger que deja con ganas de más. Además, antes del inicio de los episodios se ofrece un resumen de los anteriores para poner al día al jugador con los acontecimientos más importantes. Todos estos son recursos narrativos que hemos visto en muchas series.

Pero ¿de qué va Judgment? Es un oscuro thriller policíaco protagonizado por Takayuki Yagami, un cínico detective privado que ejerció de abogado (con un expediente inmaculado) hasta que un cliente al que logró absolver asesinó a una joven mujer al poco tiempo de ser puesto en libertad. Según contextualiza el juego, el 99% de los juicios en Japón terminan en condena, por lo que Yagami pasó de la noche a la mañana de ser conocido como el reputado letrado que logró una absolución a estar directamente implicado en un violento homicidio. En el momento en que comienza el juego, Yagami lleva alejado de la abogacía varios años y se dedica a investigar casos menores para distintos clientes. El desencadenante que pone en marcha la trama es el cruel asesinato de un yakuza de bajo rango del clan Kyorei al que arrancan los ojos. Yagami, que fue criado por el Sensei de la banda rival, comienza a investigar el caso para intentar demostrar la inocencia de uno de los capos de la misma. La trama de Judgment es sombría y lleva al jugador a adentrarse en un entramado de conspiraciones, ajustes de cuentas y una sucesión de macabros acontecimientos. La dimensión que adquiere el conflicto es difícilmente imaginable en las primeras horas de juego. Conforme avanzan los capítulos las revelaciones son más importantes y llevan cada vez más al límite a Yagami. El argumento es sobresaliente y se siente fresco de principio a fin.

Algo que Ryu Ga Gotoku Studio, la desarrolladora del juego, consigue con Judgment es trasladar muchas herramientas narrativas del cine y la ficción televisiva e incorporarlas al videojuego, resultando en unas secuencias cinemáticas brillantes. El manejo de la cámara y el ritmo empleado para desarrollar las escenas más importantes es sensacional y no tiene nada que envidiar a grandes producciones de cine negro y thrillers. Los diálogos respiran a través de silencios que dejan lucir las expresiones faciales de los personajes. La captura de movimientos es formidable y retiene cada pequeña gesticulación de los intérpretes para dotar de una expresividad única a los modelos 3D. Yagami y el vasto elenco de personajes de Judgment están interpretados por actores de altura como Takuya Kimura, que borda su papel protagonista. A Koji Yoshida, el director del juego, no le tiembla el pulso a la hora de acercar la cámara a los rostros de los personajes para darles la oportunidad de manifestar sus caracteres. Una decisión valiente que impulsa y vigoriza la narración y deja a muchos videojuegos y sus inanes planteamientos escénicos y dramáticos por los suelos.

Entre cinemática y cinemática, el gameplay en las misiones de la historia abarca el recurrente combate, pero también se introducen pausadas secuencias de obtención de pistas, tensos interrogatorios y adrenalínicas persecuciones. Una conjugación de mecánicas a todas luces ganadora que dota de una variedad más que suficiente a un juego que sobrepasa holgadamente las dos decenas de horas solo para completar los objetivos principales.


escena judgment
Un ejemplo de composición durante una escena cinemática de la aventura.


“¿Qué pasa aquí, Luis? ¿Me estás vendiendo el juego perfecto?” Ni mucho menos. Judgment es un gran videojuego, pero dista de ser impecable. Una de sus grandes incongruencias es la enorme disonancia que hay entre el desarrollo del argumento principal y el de las misiones secundarias, las opcionales, que suman unas cuantas horas de juego. Si la trama de los asesinatos es lóbrega e intrincada, las actividades y casos complementarios están planteados como la cara opuesta. Son cómicos y cuentan con diálogos absurdos hasta el extremo presentados mediante texto, sin interpretaciones vocales. Bueno, yo me he llegado a descojonar jugando y eso es genial, pero el precio a pagar es la ruptura del pacto de lectura y la dificultad de volver a la solemne trama principal. Recuerdo ahora, en un caso secundario, investigar el paradero de un exhibicionista que resultó ser un hipermusculado anciano de 78 años que había cultivado su cuerpo durante años con el fin de perder la virginidad. Surrealista, lo sé. Conforme me encontraba con estas situaciones, pasaba capturas de pantalla y clips a varios amigos y luego les decía que en realidad era un juego con una historia profunda y adulta. Ninguno me creyó. En Judgment coexisten dos planteamientos. Lo innegable es que la obra está cargada de contenido y, según el jugador que se ponga a los mandos, uno u otro planteamiento (o ambos) cobrará más relevancia. linea cita blog
Si la trama de los asesinatos es lóbrega e intrincada, las actividades y casos complementarios están planteados como la cara opuesta.
linea baja cita blog

Unos pocos apuntes más. Como ya he mencionado, Kamurocho es un barrio repleto de comercios de diversa índole y podemos interaccionar con los encargados de estos establecimientos. Existen unas micro actividades con estas personas que nos descubren sus variadas personalidades y sus preocupaciones, y que consisten generalmente en ayudarles con algún problema. Uno pide ayuda para afrontar su primera cita con la chica que le gusta, otro quiere que catemos los platos que menos éxito tienen en su restaurante para ayudarle a mejorarlos… Si decidimos prestarles nuestro tiempo, nos compensarán con su gratitud y con la posibilidad de servirnos de ayuda en momentos puntuales de la partida. Además, Yagami puede desarrollar relaciones amorosas con varias mujeres. También hallamos mini-juegos a los que, personalmente, recomiendo no jugar mucho rato porque enganchan. Están el paintball, el mahjong, el béisbol y un buen surtido de máquinas recreativas clásicas en las que se pueden probar muchos juegos míticos de SEGA. Un goce total. Los creadores de Judgment quieren hacer de su mundo un lugar orgánico en el que el protagonista… pueda vivir su vida.


yagami liga
Yagami liga bastante más que yo...


A pesar de haber pasado desapercibido desde su estreno en junio de 2019, Judgment es un soplo de aire fresco respecto a las más recientes propuestas de mundo abierto de la industria. La trama alcanza un nivel sobresaliente, Yagami y los personajes secundarios (no voy a destripar nada) están interpretados por auténticos actorazos y las mecánicas se mantienen nuevas de principio a fin gracias al sistema de progresión del personaje y la cantidad de secretos que aguardan a ser descubiertos en las calles de Kamurocho. La recreación del mundillo de los clanes mafiosos de Tokio y sus luchas de poder se lleva la palma y nos permite vivir un auténtico thriller japonés. Si tenéis la oportunidad de echarle el guante, no lo dudéis. Es exclusivo de PS4 y suele tener un precio muy ajustado.
Nos leemos.

 

Publicado el 20/01/2021



Compartir:

icono facebook
icono linkedin
icono twitter
icono reddit
icono whatsapp
icono correo